Encuestas participativas en los “Netstates”: Mejorar la democracia en red

“Año 2112 Netstates. Las redes sociales se convierten en Estados” es una obra de ficción sobre un futuro en el cual los estados no tienen territorio porque se han convertido en formas avanzadas de redes sociales.

Esta obra vio en la luz la primavera de 2012 y en Octubre de ese año se introdujo en la Universidad Complutense de Madrid merced a una ponencia presentada al Congreso “Libertades, Transparencia y política en Internet” titulada “El tránsito de las redes sociales hacía un nuevo concepto de estados aterritoriales” que fue finalmente publicada por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales como capítulo del libro “Libertad de Información en Internet: Amenazas y Garantías” dirigido por los profesores Loreto Corredoira y Lorenzo Cotino.

En Diciembre de 2013 una de las ideas principales del concepto de “Netstates”, las encuestas participativas ha sido reconocida por el Ayuntamiento de Zaragoza como proyecto de emprendimiento social de la Fundación Privacidad y Sociedad del Conocimiento para crear nuevas formas de participación de los ciudadanos en la vida de asociaciones o cualquier otra forma de entidad de base asociativa.

La idea clave es que la participación de los ciudadanos (o miembros de asociaciones, socios, etc.) mejora cualquier organización y es muy simple: La unión hace la fuerza.

Incluso cuando los gobernantes fueran personas realmente preparadas siempre es lo correcto contar con las ideas de las personas que los han elegido porque, como poco, estas personas han sido lo suficientemente sabias para elegirlos y por tanto dejarlos de lado sería un claro contrasentido.

Es esta  solo una de las razones por las que es bueno articular un sistema donde la gente pueda decir lo que está pensando acerca de cuestiones específicas de la sociedad a la que pertenecen.

Hoy Internet u otros sistemas de comunicación social permiten formas de participación nunca vistas que pueden y deben ser aprovechadas.

Encuestas participativas

En “Año 2112 Netstates…” un nuevo poder ha surgido mediante el cual un Consejo independiente formula consultas a los ciudadanos las cuales vinculan a los otros poderes (bajo ciertos límites). El Consejo es libre de formular cualquier cuestión y como esta ha de ser formulada, pero no tiene ninguna otra competencia.

Esta es la forma mediante la cual proponemos incrementar la participación de los ciudadanos, miembros de asociaciones, etc. en busca de una sociedad más justa donde los dirigentes han de contar con el conocimiento de todas las personas.

En algunos estados, los gobiernos lanzan consultas a los ciudadanos para tomar algunas decisiones trascendentes. A veces estas consultas son obligatorias y a veces no, pero en cualquiera de los casos el gobierno ni siquiera se encuentra vinculado por el resultado de la consulta si cree que tienen una buena razón para ello.

En cualquier caso la iniciativa parte del gobernante e incluso cuando está previsto que los ciudadanos puedan dirigir propuestas al gobierno o a cualquier otro poder del Estado, estas pueden ser ignoradas, o hay que cumplir tantos requisitos que en la práctica no tiene efecto en absoluto como tal forma de participación.

Esta es la razón por la que se requiere un nuevo sistema donde la participación de los ciudadanos o asociados, etc. pueda ser efectiva.

En “Año 2112 Netstates…” un nuevo poder ha surgido mediante el cual un Consejo independiente formula consultas a los ciudadanos las cuales vinculan a los otros poderes (bajo ciertos límites). El Consejo es libre de formular cualquier cuestión y como esta ha de ser formulada, pero no tiene ninguna otra competencia.

Esta es la forma mediante la cual proponemos incrementar la participación de los ciudadanos, miembros de asociaciones, etc. en busca de una sociedad más justa donde los dirigentes han de contar con el conocimiento de todas las personas.