LA NUEVA REGULACIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE AUTOR EN EL MERCADO DIGITAL ÚNICO Y SU IMPACTO EN EL TRÁFICO DE INFORMACIÓN Por Luís A. Izuel Conejo

Hace poco más de dos meses el  Parlamento Europeo con 438 votos a favor, 226 en contra,  aprobó  la modificación de la Directiva de Derechos de Autor , la cual es una legislación destinada a actualizar dichos derechos a los nuevos usos y diversidad de contenidos que circulan por  Internet. A pesar de todo, dicha Directiva aún se encuentra pendiente de ser aprobada en enero de 2019 en una segunda votación, siendo necesaria la adaptación legislativa de los 28  países miembro de la Unión. Esto no ha frenado ni mucho menos el pánico y temor por parte de los millones de usuarios que publican y comparten toda una variedad de contenidos escritos y audiovisuales. La idea de aprobar una nueva normativa que ofrezca unas mayores garantías y control dentro de la Unión Europea, no ha estado exenta de polémica en ninguno de los niveles, tanto en los altos representantes de las instituciones como en los propios usuarios de las grandes plataformas de Internet. Las dificultades en encontrar puntos en común entre los diferentes representantes de  los países de la Unión era patente en 2016 cuando fracasó la aprobación del primer intento de reforma.

Cambio de las reglas de Internet Es cierto que nuestra vida ha cambiado mucho en muy poco tiempo, dado que conforme pasan los años lo que era  una mera sombra nuestra en la dimensión digital ahora contiene casi todo lo que nos define. Es por ello que se hace evidente que  cualquier cambio de las reglas que hacen funcionar nuestro mundo digital causa un impacto tremendo en nuestra vida diaria. Actualmente las reglas que conforman y delimitan nuestra forma de actuar en Internet pasan fácilmente desapercibidas por la mayoría, dado que una vez que un contenido es publicado en internet, esta se hace pública y en consecuencia  perdemos prácticamente todo control sobre él, tanto en el ámbito de la privacidad como en el de la propiedad. Este tipo de reglas o delgadas líneas que limitan algunas publicaciones en Internet comúnmente se manifiestan en Instagram o Facebook, donde algoritmos impiden o bloquean contenidos principalmente fotográficos que puedan considerarse inapropiados. Con la aprobación de la nueva normativa europea, implicaría la autorización de dichos algoritmos pero con un margen de actuación mucho más amplio, bloqueando no solo los contenidos que se consideren inapropiados sino todo aquello que pueda infringir las leyes de ‘copyright.

Incertidumbre e inquietud en los usuarios Ante la pregunta sobre cuál es el principal motivo por el que los usuarios de la Unión Europea están tan preocupados, la respuesta es sencilla. Los usuarios perciben las páginas web, las redes sociales, y otras plataformas como zonas más cómodas de libertad de expresión y difusión de contenido para una interacción más fácil e instantánea con otros usuarios mediante  likes,  comentarios, etc. Ante esta nueva normativa los usuarios tienen miedo que esa flexibilidad de contenidos y de interacción puede verse seriamente mermada. (más…)

INTEGRAR LA CIBERSEGURIDAD EN LAS PYMES – Roberto L. Ferrer Serrano

Las pymes se encuentran en una posición especialmente comprometida cuando hablamos de seguridad de la información, debido a que se cree que los peligros que conlleva la utilización de la tecnología afectan más a las grandes corporaciones.

 

Los ciberdelincuentes convierten a las pequeñas empresas en un objetivo apetecible debido a su falta de:

  1. a) protección
  2. b) medios que tienen para protegerse
  3. c) concienciación general

 

Existen herramientas gratuitas de seguridad que facilitan lograr unos niveles mínimos de seguridad y que pone a disposición de las pymes el Instituto Nacional de Ciberseguridad, -INCIBE- (www.incibe.es) entre las que se encuentran antivirus gratuitos, sistemas de copia de seguridad, etc.

 

Es imprescindible que el personal de la empresa cuente con una concienciación e información en la materia y es recomendable que las personas de la empresa que accedan en mayor medida a la información de la misma (datos de clientes, de proveedores, datos comerciales, incluso datos de los propios trabajadores) reciban una formación mínima.

 

La tecnología no es el único factor de la seguridad de la información en el ámbito de la empresa, ya que también existe una enorme dependencia de la que almacenamos en soporte papel y que también conlleva grandes riesgos.

Por tanto:

  • debemos valorar todos los activos de nuestra empresa relacionados con la gestión de la información que son cualquier elemento, material o inmaterial, que guarde relación con el tratamiento de la información
  • una vez que una amenaza, aprovechando una vulnerabilidad de estos, se materializa, el perjuicio que se produce irá en relación a la naturaleza de la información que se pierde o resulta sustraída

DIRECTRICES EUROPEAS PARA LA APLICACIÓN DE SANCIONES – Roberto L. Ferrer Serrano

La Comisión Europea a través del Grupo de trabajo de Protección de datos ha publicado su informe 17/ES WP 253, acerca de las Directrices sobre la aplicación y la fijación de multas administrativas a efectos del Reglamento Europeo de Protección de Datos.

Las sanciones pueden (optándose por la de mayor cuantía):

  • alcanzar la cantidad de 20 millones de euros o
  • una cuantía equivalente al 4% como máximo del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior

 

No se estipulan cuantías concretas para infracciones concretas, solo un máximo

Lo primero que se tiene que tener en cuenta es:

  • que se trata de cifras máximas y
  • resulta muy difícil que en nuestro país se alcancen los niveles máximos antes indicados, si bien puede preverse que las sanciones de más de 60.000,00€ van a ser habituales  y que las Pymes peor asesoradas pueden encontrarse en situación de claro peligro.

El texto del régimen del Reglamento establece en sus considerandos que un nivel equivalente de protección de los datos personales en la Unión exige que las infracciones se castiguen con sanciones equivalentes para “evitar divergencias que dificulten la libre circulación de datos personales dentro del mercado interior”.

El Reglamento exige:

  • La evaluación de cada caso individual y
  • Se insta a las autoridades de control a aplicar un planteamiento ponderado y equilibrado en su uso de las medidas correctivas.

La autoridad de control puede sustituir siempre una multa por un apercibimiento en caso de infracción leve, tras una evaluación concreta de todas las circunstancias del caso y no una obligación.

Es muy importante tener en cuenta que si una Entidad gestiona correctamente sus datos, dicha circunstancia será tenida muy en cuenta a la hora de imponer una eventual sanción por la Agencia Española de Protección de Datos.

Nuestra herramienta ACREDITA facilita a las Pymes llevar a cabo fácilmente esta gestión

EL DERECHO A LA PORTABILIDAD. LAS CATEGORÍAS DE DATOS – Roberto L. Ferrer Serrano

Uno de los problemas de este nuevo Derecho de Control es el de determinar las categorías de datos a los que podría referirse este Derecho.

El concepto de “datos facilitados por el afectado” debería ser interpretado en un sentido amplio, por ejemplo:

  • los datos efectivamente suministrados por el interesado y
  • aquéllos que resultasen del propio “uso” o “desarrollo” del servicio contratado, haciéndose referencia, por ejemplo, a los historiales de búsquedas, datos de tráfico, datos de localización, etc.

Pero eso no significa que deban incluirse en el derecho a la portabilidad los datos que puedan ser considerados “inferidos” y “derivados”, entendidos como:

  • los que resulten de la aplicación a la información generada en el desarrollo del servicio de conocimientos o
  • técnicas propias del responsable

El derecho de portabilidad tiene implicaciones directas sobre la libre competencia ya que:

  1. Puede ocurrir que se siga manteniendo con dicha empresa relaciones comerciales debido a las dificultades que conlleva dar traslado a una nueva entidad de todos los datos históricos que se precisan para que esta nos ofrezca bienes o servicios
  2. Al facilitar a los interesados que sus datos se transmitan a otras entidades, estos dejan de alguna forma de ser cautivos de la entidad a la que inicialmente les dieron sus datos

De esta forma las entidades deben reforzar sus vínculos con los clientes ya que en virtud de la normativa vigente pueden exigirles transmitir su información a empresas que puedan resultar competidoras.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para analizar el tráfico de la red, así como poder personalizar la información que ofrece a sus usuarios o promover sus servicios. Seguir navegando en este sitio implica aceptar su uso. Información para cambiar esta configuración y obtener más detalles sobre nuestra política de cookies en el botón "leer más"

LEER MÁS ACEPTAR
Aviso de cookies